sábado, 24 de enero de 2009

Primavera 0

Ahora que todo comienza a brotar y las azucenas perfuman el aire con sus pétalos de trompeta y los nardos se yerguen valientes ante la gravedad.

¡Ay, cómo se yerguen los nardos!

Ahora, sí, ahora que todo comienza a brotar y los colibríes rubí polinizan las dalias y los azahares…los azahares…-no sé bien qué sucede con ellos en primavera pero algo les pasa-.
Ahora, sí, ahora que las faldas se acortan, los escotes se profundizan y las lenguas hierven en la humedad de amores casuales. Ahora que los jazmines coronan las cabecitas de novias entuladas mientras las noches se estrellan contra botellas de champagne y las pieles huelen a frutas tropicales.
Ahora, sí, cuando todo comienza a brotar y el resplandor de esta tarde infernal me perfora la sien y la gente corre –me empuja, alienada- en su afán de perpetuar las horas de luz.
Ahora, justo ahora que el aire, más denso, agita mi sangre a borbotones y el amor ajeno me encrespa los nervios, me siento, en el único banco libre de una plaza orgiástica, a descuartizar una margarita cuyo último pétalo dice que no.

9 comentarios:

Ary dijo...

¿que necesidad de descuartizar una pobre margarita? Así siempre te va a ir mal, pobre florcita. Agarrate con el nardo agarrate.

CR dijo...

Maravilla Cuni.
Los cambios violentos.
De lo idiliaco a lo real.
Me gusta.
Beso
Cinzia

Lucy in the Sky dijo...

¡Ay, amiga! No sabés cómo te entiendo. Pero no, no deshojes la margarita. Ponétela en el ojal y salí a oler el resto de las flores. ¡Es primavera! Los jardines están llenos de pimpollos y todos te están esperando.
Te mando muchos besos.

cerebro magnético dijo...

Hay que cambiar de flor. Las calas, por ejemplo, tienen un solo "pétalo", que correspondería a "me quiere mucho". Sugiero pasarse a la cala.

Fodor Lobson dijo...

jajaja
ojo, me río CON usted.
porque el amor ajeno, siempre encrespa los nervios.
Loved it.

Signaturio dijo...

¡Cómo pretenden que una flor diga que sí cuando la están liquidando!

Señor K. dijo...

A mí, deme el Invierno.

Cunilandia dijo...

ARY: lo peor de todo es que Margarita no era una flor, jijijiji!
CR: Gracias, beso.
LUCY: Eso!, me encantó!, iré en busca de pimpollitos, jijii.
Cerebro: No había pensado en Calas...pensé en marihuana pero no en Calas :)
FODOR: voy a citar a una amiga "odio a la gente enamorada y exitosa". Ja!
SIGNA: Margarita no era una flor (chan! i-i-i-i!)
MR.K: A mí también! Pero recuerdo su relato sobre la hoja otoñal!! Qué bointo texto, se lo extraña (bloguerilmente hablando), eh? Saludos.

Páblo! dijo...

Si su margarita no era una flor, entonces porqué no optó por morderla o lamerla?? el dolor le hubiera dicho que sí.