martes, 27 de enero de 2009

La otra cara

Aquella noche de lluvia en la que saliste raudo a comprar cigarrillos, tuve una revelación que atravesó mis pensamientos como un rayo fulminante.
Lamenté que hubieras regresado.

12 comentarios:

Ary dijo...

Lamenté que hubieras regresado fulminante lluvia la noche
la revelación del rayo
el pensamiento atravesado,
fui a comprar cigarrillos
y lamenté que hubieras regresado.

Lucy in the Sky dijo...

¿Querés el número de un cerrajero?

Caótica dijo...

Y ahora qué? Cómo se le dice a alguien que no nos gustan sus besos?

Lis dijo...

queridísima, vendrán nuevas revelaciones,
siempre es un placer leerte y ahora escucharte

abrazos

Juan dijo...

Pucha, encima que no vienen muy seguido...

un viejo tanguero dijo...

Me hizo acordar al viejo chiste de la ley de Murphy :
"Si Ud. lava el auto, seguro que llueve". (Salió a compar cigarrillos y nunca volvió).
"Pero si quiere hacer llover lavando el auto, no lo conseguirá".
(¿Vas a comprar cigarrillos? ¡Qué bueno!)
Besos.

microcosmos dijo...

deseos, deseos ocultos, hasta para uno mismo, hasta que... sí! hasta que la oportunidad de... y sí!

rajate.

Angustiado dijo...

a veces pasa

Anónimo dijo...

Me olvidé el encendedor, que me regaló Mamá!

Anónimo dijo...

volví porque no me quería perder el segundo tiempo del partido de Lanús-Talleres.

Anónimo dijo...

Hola Cuni, volví porque Lulú quiere saber como preparás los pastelitos de membrillo que a mi me gustan tanto.

Anónimo dijo...

Cuni, vos sos activa o pasiva en eso de retener?