miércoles, 28 de enero de 2009

El primer café

Llegamos al café, yo me senté de espaldas al espejo y vos apoyaste tu libro sobre la mesa. No te diste cuenta, pero una gota de agua mojó progresivamente las primeras páginas del libro.
Después te pedí que me leyeras una parte; la de la mujer que se sienta frente a la ventana y dice: “Háblame como la lluvia y déjame escuchar”. No te lo dije, pero me gusta cómo escribís.
-El proceso creativo es muy extraño.
-Sí que lo es.
Debo confesarte que mientras hablabas del proceso creativo te hice el amor, construimos una casa en Carapachay, fuimos al supermercado, viajamos en colectivo, me emborraché y rompí una copa, te enojaste, cociné pollo, te hablé de mi madre, me entristecí frente a una ventana, pensé en escribir un cuento, recordé dos poesías. Hasta que miraste el reloj ¡Insensato, los viernes blancos no tienen tiempo!
-Estás callada.
-Un poco, sí.
-Tengo que trabajar mañana.
-Qué lástima (ya te querés ir y todavía no te hablé de la lluvia que repica en mi techo, de las estrellas que la luna se tragó, del día que aprendí a mentir, de cuando me asustó la eternidad, de lo extraño que ha sido el amor para mí en estos últimos años. Ya te querés ir y todavía no sabés que puedo ser pluma y papel, que me torcí el tobillo al trepar un árbol, que cada día tiene su color, que voy a morir como murió mi abuela, que sigo esperando, que tu libro dice cosas que alguna vez pensé y que las agujas del tiempo me tienen acorralada).
Subí a tu auto. Mis palabras seguían presas del silencio ¿Qué esperabas que dijera?, todo se había transformado en un gran corazón palpitante que retumbaba en mis orejas hirvientes. Por suerte la voz de Barry White me rescató del mutismo sepulcral.
-Me encanta Barry White.
-Murió hace 3 años.
(tengo que hablar, hablar, hablar, hoy es viernes 23, “…I don´t want clever conversations…”, el perfume lo compré en Londres, “…I love you just the way you are…”, SUPERMERCADO: PYONGYANG)
-Pyongyang es la capital de Corea del Norte.
-No lo sabía.
(no lo sabía, sabía, sabía, bía, saber, decir, saber decir, “…You´ll always have my unspoken passion…”)
Tu beso fraternal me dolió. Luego no quedó más que la puerta de mi casa, las llaves, un cuarto giro a la izquierda, un saludo, un cuarto giro a la derecha, cinco pasos, el ascensor, el espejo, mi cara, la verdad, una pluma, un papel y esta carta.

20 comentarios:

Limamos Blog dijo...

Primero, gracias por tu halago; segundo, este texto es precioso...de fondo tengo a Leonard Cohen, mejor aún!!-.- saludos!

Ramiro dijo...

Me angustié un poco.

Carpe diem dijo...

Yo mucho, el texto es intenso, C. ¿Por qué habías dejado de escribir? No se te ocurra volver a cometer ese error, por favor.
Besito
C.

Ary dijo...

Que feo es llegar a casa y darse cuenta de que una gota te mojó las primeras páginas del libro.
Excelente texto. Me encantó.

Mariposa}:{Mí­stica dijo...

Es muy visual y sentido, me encantó.
Por todos esos lugares que viaja la mente en ese segundo que sentis que el corazón es un tambor y la mente no calla.(yo acostumbro callar, prefiero disfrutar la pérdida.)
beso

Carpe diem dijo...

Ah, perdoname por cortar el clima generalizado que has sabido causar en tus lectores, Q., pero vuelvo a recomendarte que no menciones tanto a Corea del Norte (ya van 2, che, se pone sospechoso)... ;)

Cuni dijo...

Lima: Gracias a USTED y a Leonard Cohen que ayuda!!! jaja.
Ramiro: No te angusites, mirá...al día siguiente la flaca lo llamó al pibe y le dijo "che, fui una boluda, estaba nerviosa". Entonces el pibe la fue a buscar y se enredaron lingüísticamente...toda la noche.
Carpe: Idem Ramiro y sabés que por mucho tiempo pensé que para escribir había que tener cierta comodidad económica, espiritual, etc., hasta que por fin me di cuenta de que era al revés. Gracias.
Ary: Gracias!! y sí, un garrón lo del agua, la verdad es que eso se lo podría haber dicho.
Mariposiña: Gracias también. Yo suelo perderme en "egotrips" y mis interlocutores tienen que soportarme (los que me conocen, no?).
A TODOS: Por diferentes razones admiro cosas que ustedes escriben, expresan, etc. Así que para mí fue un honor haber leído los comentarios. Tengo el pecho inflado como un zepelín, no me queda más que volar!

Ramiro dijo...

Quiero fotos de ese pecho inflado.

Digo.. si no es insolente de mi parte
:)

Lucy dijo...

Primer café, primer encuentro, primer "encantamiento", no todo se dice en un primer momento, lo bueno a veces se hace esperar.

Cuni dijo...

Ramiro: Acá vas a poder ver mis fotos...picarón!!!
http://www.magicasruinas.com.ar/ilustraciones/pieilustra174.htm
Saludos

Ramiro dijo...

a la pelotita!
flor de push-up!

cerebro magnético dijo...

La banda de sonido de tu relato ("Just the way you are") es una de las más hermosas canciones de amor que se hayan compuesto y está a la altura de los mejores temas de McCartney.

En tus palabras mencionás la versión de Barry White. La canción es de Billy Joel, y las dos versiones son increíbles. Particularmente me encanta más la de BJ.
Saludos!

Fodor Lobson dijo...

El tu beso fraternal me dolió resume todo. Excelente.
¡Qué bueno que volvió ud.!

Ulschmidt dijo...

Sus tiempos y los tiempos de este muchacho eran muy distintos! relojes diferentes - escribe cada vez mejor Ud.

CAPITAN BAKER dijo...

UNO, ME ANGUSTIE UN POCO.
DOS, ME PREGUNTE UN PAR DE VECES SI ESTA BUENA
TRES, ME DIERON GANAS DE RELEERLO.
CUATRO, ME ARREPENTI DEL COMENTARIO.

???? dijo...

POR QUÉ HAY POSTEOS QUE DESAPARECEN? ERA FICCION PARA SEGUIR O VIDA FICCIONADA???? YO QUERIA SABER COMO SEGUIA EL ROMANCE, LA MUJER CON SIDA, LA VIOLADA Y TODO LO DEMÁS!! BESHOSHHH

Cunilandia dijo...

BRAIN: Me gustó lo de "la banda sonora"...Si Paul cantara esta canción...muero de amor en el acto.
Barry White me da ternura...como Papo. Besos
FODOR: Cuesta aceptar, cuesta...Estoy volviendo de a poco, yo también extrañaba.
UlI: Gracias!, no sabés lo bien que me viene ese piropo.
CAPITAN: Acepte de una buena vez que en el fondo usted es como un Cabsha derretido por los primaverales rayos del sol.
???: Lo único que me faltaba era que alguien me retara por lo que hago y deshago con mi blog...jeje!Te cuento, sólo para saciar tu curiosidad, que todos están bien...con nuevas vidas, nuevos caminos, nuevos proyectos...El romance del que hablás terminó...pero los corazones siguen latiendo fuerte.
Todo lo que escribo es vida ficcionada...mía y ajena...como hacen la mayoría de las personas que disfrutan de la escritura...(creo). Y quizás, esto mismo que acabao de escribir...puede ser verdad o mentira...Cunilandia no es un "blogdiario íntimo". Je! Beso y gracias por la atención. Quién sos?

Lucy in the Sky dijo...

Es tal cual. Lo expresaste de manera impecable. Ese monólogo interno que se nos escapa irremediablemente cuando estamos sentados frente a alguien que nos interesa, que nos llega, mientras lo escuchamos hablar. Y hacemos las dos cosas a la vez, aunque parezca mentira. La desilusión no se merece el énfasis. Concentrá tu energía en el momento en que se generaron tantas ideas en tu cabeza y en tu corazón. Eso no te lo quita nadie.
Besos muchos.

Páblo! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Páblo! dijo...

El texto esta muy bueno, a uno le hace pensar que a quien le dedicas siente lo mismo y todavía no se anima a decirlo o escribirlo, dibujarlo, sentirlo; el amor encarcela las palabras en un silencio aterrador y fantástico, tal vez deberias llevar un pizarron y hacerle leer lo que sientes...amo a las mujeres.
Intenso y efímero.